L.B. | 24-06-2015
lourdesDoce autobuses y un tren han llevado a los más de mil peregrinos, entre ellos 200 enfermos, que este año han peregrinado al Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, en la 82ª peregrinación organizada por la Hospitalidad Valenciana, que se está desarrollando del 24 al 28 de junio, presidida por el arzobispo, cardenal Antonio Cañizares.
Este año, por primera vez, los niños que viajan al santuario francés con sus familias pueden integrarse en el grupo ‘Bernadette’, creado con el objetivo de formarles en lo que es Lourdes y la peregrinación “porque ellos son el futuro de la Hospitalidad”, indican desde la entidad. La iniciativa partió de algunos padres que acudían a Lourdes con sus hijos y veía la necesidad de que éstos se integrasen más.
Aunque en un principio el grupo estaba formado por 15 niños, a lo largo de la peregrinación se pueden incorporar otros. A todos ellos se les entrega una pañoleta, una chapa, un libro de oraciones y una identificación.
A pesar de que cada niño peregrina con su familia, la idea es que, en momentos concretos, se reúnan para participar en algunos actos como grupo. Antes de cada acto se les invita a una oración y se les explica el cómo y el porqué del mismo. “No se trata de un campamento ni de una guardería. No hay juegos ni dinámicas. El grupo ‘Bernadette’ tiene una finalidad exclusivamente formativa”, añaden.
Asimismo, este año como novedad, la Hospitalidad celebra en Lourdes una ‘Nightfever’ en la Basílica. Una treintena de jóvenes del grupo organizador de la ‘Nigthefever’ de Valencia viajan a Lourdes para celebrar esta iniciativa de evangelización.

Lea los testimonios de un voluntarios, una enfermera y un brancadier en la edición impresa de PARAULA