Eva Alcayde | 13-01-2017
cartel-ceeCon el lema ‘Menores migrantes, vulnerables y sin voz”, este domingo, día 15, se celebra la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, que este año se centra en los niños.
El papa Francisco, en su mensaje de este año, quiere llamar la atención sobre la situación de los más pequeños destacando que “muy a menudo, los niños llegan solos a los países de destino y no son capaces de hacer escuchar su propia voz, por lo que se vuelven fácilmente víctimas de graves violaciones de los derechos humanos”.
Siguiendo la línea marcada por el Papa en su mensaje, el Grupo de Infancia y Adolescencia en Riesgo del Secretariado Diocesano de Migraciones del Arzobispado de Valencia ha organizado para el día 15 un ‘Dálogo Abierto’, para analizar la situación legal de los menores extranjeros.
Así, con la colaboración del Sevicio Jesuita de Migraciones de Valencia y Pueblos Unidos, tendrá lugar a las 12:00 horas en el Centro Arrupe la ponencia “ Niños y niñas migrantes: el deber de protección”, que estará a cargo Santiago Yerga Cobos, abogado experto en flujos migratorios de Pueblos Unidos.
Problemas en la identificación de menores
Durante su poenencia, el abogado Santiago Yerga realizará una exposición sobre la situación en la que se encuentran los menores migrantes.
En primer lugar realizará una radiografía de los menores extranjeros en España, aportando cifras y datos de cuántos son, por donde entran a la península y a donde van.
Después, según ha adelantado a PARAULA el propio ponente, analizará el fracaso en el sistema de identificación de menores, que los deja en situación de vulnerabilidad.
“Sólo hay identificados 19 menores en los centros de internamiento para extranjeros”, asegura Yerga que afirma que “cuando llegan los menores no les les identifica correctmente ya que son contabilizados como adultos y por lo tanto quedan desprotegidos”.
Según explica el abogado, el Estado tiene una serie de obligaciones adquiridas para dotar de protección a los menores en cualquier circustancia. “Por ello, primero debería impedir la entrada de menores y después identificarlos como menores e insertarlos en una red de protección para la infancia”, afirma el ponente.
Celebración en Santa Catalina
Esa mismo domingo, día 15, por la tarde, tendrá lugar la tradiciomal celebración de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.
La cita será a las 18:30 horas, en la Iglesia de Santa Catalina de Valencia y, según lo previsto, estará presisida por el Arzobispo Antonio Cañizares.
El director del Secretariado Diocesano de MIgraciones, el sacerdote Olbier Hernández ha invitado a sacerdotes y fieles a participar en esta jornada y a rezar por los más de 50 refugiados que actualmente hay acogidos en la diócesis de Valencia y que son acompañados desde Cáritas Diocesana, el Secretariado de Migraciones, la Confer y el Servicio Jesuitas a Migrantes.
“Como señala el papa Francisco, los niños constituyen el grupo más vulnerable entre los emigrantes, porque, mientras se asoman a la vida, son invisibles y no tienen voz”, subraya Olbier Hernández.