Subida a Sant Feliu, antigua catedral visigótica de Xàtiva.

Subida a Sant Feliu, antigua catedral visigótica de Xàtiva.


M.J.F | 08-01-2014
El 2013 ha sido un año grande para Xàtiva en el que han celebrado el Año Santo Jubilar concedido por el papa Benedicto XVI a la iglesia colegial de Santa María con motivo del 600 aniversario desde que fue erigida como colegiata. Todo lo acontecido se ha reunido en una hoja parroquia. “Estamos contentos y nos sentimos muy satisfechos de cómo ha transcurrido este año santo jubilar”, explica el abad de la Seu Arturo Climent. La Colegiata, “con sus medios y muy poco presupuesto” ha cumplido sus objetivos que se resumen en algo muy concreto “el encuentro con Jesucristo mediante la Indulgencia jubilar, la peregrinación a la Colegiata, el fortalecimiento de la vida espiritual y el compromiso cristiano”, recuerda el abad.
A lo largo de este año, muchos han sido los actos organizados en La Seu y de los que PARAULA se ha echo eco dedicándole páginas especiales.
Hace ahora un año, el domingo, 13 de enero de 2013, fiesta del Bautismo del Señor, el arzobispo de Valencia monseñor Carlos Osoro abría el Año Santo tal y como se recogía en el decreto papa: ‘Dignitatem Collegiatae a la Saetabis Augusta’. Desde entonces, don Carlos ha acudido hasta en cinco ocasiones a Xàtiva “animando a los fieles a venir desde distintas parroquias, grupos apostólicos, colegios”, explica el abad. Y entre ellos, el Seminario Menor de Xàtiva, las Dominicas y el Claret, la Escolanía de la Mare de Déu, las Hermanitas de los Ancianos desamparados, las Hermanas de la Caridad con sus devotos de la Milagrosa de toda la diócesis, vicarías y arciprestazgos de Valencia, entidades sociales de la diócesis, la curia diocesana… Pero también “han venido desde fuera como familias desde Albacete, Murcia, Alicante, Castellón y sobre todo personas particulares que se han acercado al sacramento de la penitencia para saborear la misericordia de Dios”, añade Arturo Climent.
Han sido más de 30 parroquias de la diócesis las que han peregrinado, siendo la primera la de San Miguel y san Sebastián de Valencia que acudió el 22 de enero, y la última, la de los Santos Juanes de Meliana, el 7 de diciembre. También “muchísimos grupos apostólicos de 50 y 200 fieles; grupos de más de 200 fieles como el de la Medalla Milagrosa, el colegio Claret con 1.200 alumnos., o el colegio de las Dominicas con 1.000 alumnos”.
Acciones solidarias
El Año Jubilar ha sido también una oportunidad para estar al lado de mucha gente necesitada “porque la Iglesia nunca olvida, siempre ayuda y no escatima esfuerzos para socorrer a estas personas”, recuerda Climent. Al final del jubileo “nos hemos comprometido con el seminario del Patriarcado Católico de Jerusalén, apadrinando a un seminarista, que se llama Khalet, hasta que acabe la carrera y sea ordenado sacerdote con una beca de cinco mil dólares al año”. Y “hemos ayudado con 3.000 euros a Cáritas La Seu y al orfanato de Belén”.
Signos externos
Con motivo del jubileo, “hemos colocado el busto de bronce del papa Benedicto XIII y la placa de piedra con los nombres de todos los deanes, párrocos, abades y abades mitrados desde 1413 hasta hoy”. Además, se ha restaurado el retablo de san Miguel y santa María Magdalena; una nueva custodia para la iglesia de sant Francesc; el relicario de plata para san Juan de Ribera, que puso la Primera piedra de la Colegiata actual y finalmente la imagen de piedra de san Francisco de Asías.
Se han realizado tres conciertos corales y recuperado el facistol para exponer libros corales, “un tesoro precioso que estamos restaurando”, así como el funcionamiento el carillón, “treinta años mudo”.
Por otra parte, más de trescientas familias han recibido la bendición en sus propias casas; y más de tres mil fieles han acudido al Jubileo para besarle la mano a la imagen de la Mare de Déu de la Seu. Por último, “hemos sacado en procesión y hemos venerado la imagen del Santísimo Cristo del Carmen y a San Jacinto a quien hemos entrado en su casa natalicia, en un acto que estuvo presidido por el arzobispo”.
Premio ‘Lliri de plata’ para PARAULA y AVAN
El Cabildo y Consejo de Pastoral de la Iglesia Colegial Basílica de santa María de Xàtiva ha concedido a PARAULA y la agencia de noticias AVAN del Arzobispado el premio ‘Lliri de Plata de la Mare de Déu de la Seu’ por su cobertura informativa durante el Santo Año Jubilar con motivo de los 600 años de la erección de la Colegiata. Este galardón también ha sido concedido al periódico Levante y a Teresa Péres Segrelles, camarera de la Mare de Déu, catequista y gran colaboradora de la Colegiata de Xàtiva fallecida el pasado 26 de octubre recibirá también la distinción a título póstumo.
La entrega de esta distinción tendrá lugar el próximo jueves 30 de enero a las 20:30 horas en la iglesia de Sant Francesc, según informa el abad Arturo Climent.