Antoni Martínez | 23-05-2012

El cardenal hondureño, durante su intervención en la conferencia. (Foto: A. M.)

El cardenal hondureño, durante su intervención en la conferencia. (Foto: A. M.)


El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras) y presidente de Cáritas Internacional, inauguró el nuevo instituto de investigación creado por la Universidad Católica de Valencia para la ética del comportamiento económico. El acto fue presidido por el gran canciller, monseñor Carlos Osoro,  y en él también participó José T. Raga, director del nuevo Instituto.
El purpurado aseguró en su conferencia que “ética y economía son dos extremos de un diálogo posible y necesario, no de dos categorías que se oponen, sino de dos fuerzas muy importantes para construir una nueva humanidad”.
Toda la intervención del cardenal Rodríguez Maradiaga estuvo plagada de referencias a la crisis económica mundial, a la que calificó de “crisis de humanidad” por haber “olvidado al ser humano”. Al respecto, ha expuesto que lo que ofrece el pensamiento socialcristiano es “entender al ser humano como la prioridad y no solo el medio para obtener más riqueza”.
“Cualquier sistema económico que no tenga por centro a la persona humana se equivoca porque utiliza como medios lo que deberían ser fines”, añadió.
Así, exhortó en diversos momentos de su conferencia a “humanizar la economía”. Usar los bienes es positivo, expresó, “siempre y cuando sea el ser humano el que domine el sistema y humanizar nuestro mundo”.
El purpurado señaló que es un “desafío” hablar de ética en un mundo sumido en crisis. “La economía padece de una mala definición de ser humano y de una mala concepción de humanidad, buscarle solo soluciones económicas a la crisis es elegir un falso método, un falso camino”, detalló el cardenal hondureño.