Visita-Chulilla-cartas

El Chulilla el Cardenal tuvo ocasión de jugar una partida de cartas en el Hogar del Jubilado. Los vecinos quedaron “encantados” con esta visita porque “sintieron al Cardenal muy cercano, como un padre”, indica el párroco, David Cuenca.


L.A. | 4-02-2015
Se lo dijo al Cardenal una feligresa de Villar del Arzobispo el pasado sábado, 31 de enero, en los mismos locales parroquiales donde D. Antonio acababa de estar hablando con los niños de catequesis, con los catequistas, con los jóvenes, sobre el amor y la alegría con la que hay que anunciar a Jesús. “Muchas gracias, porque su visita nos ha dado una inyección de entusiasmo”. Y arrancó una ovación de los feligreses que llenaban los locales parroquiales.
PARAULA acompañó a don Antonio Cañizares en la visita pastoral el pasado sábado 31 en Villar del Arzobispo. Empezó bien pronto a las 10 de la mañana, en la parroquia, luego el cementerio y, más tarde, acudiendo personalmente a casa de enfermos, acompañado por el vicario Arturo Pablo Ros y el párroco, Fernando Carrasco. La última de ellas, Ana, una profesora que dedicó su vida a la docencia y a colaborar con la parroquia.
Lea el reportaje íntegro en la edición impresa de PARAULA