EVA ALCAYDE | 3-12-2015
El comienzo del Año de la Misericordia tendrá lugar en la diócesis de Valencia el próximo domingo 13 de diciembre, con la apertura de la Puerta Santa y una celebración solemne en la Catedral, prevista para las 18:00 horas.

La Puerta de los Hierros se convertirá en Puerta Santa en el Año Jubilar. A. SAIZ

La Puerta de los Hierros se convertirá en Puerta Santa en el Año Jubilar. A. SAIZ


Según los preparativos previstos para este día, unos minutos antes de las 18:00 horas una procesión se encaminará a la Puerta de los Hierros de la Catedral de Valencia, presidida por el cardenal arzobispo Antonio Cañizares.
En la comitiva también participarán los obispos concelebrantes en la misa, el cabildo me­tropolitano, vicarios episcopales, sacerdotes diocesanos y también aquellos fieles valencianos que lo deseen.
Una vez que la procesión llegue a la Puerta de los Hierros de Catedral, se procederá a la apertura de la Puerta Santa, un acto con el que se simboliza el apertura del Año Jubilar extraordinario de la Misericordia.
Será el propio Arzobispo el encargado de empujar la puerta que se abrirá hacia dentro, dejando al descubierto la cancela interior. En dicha cancela colgará un cartel que identificará esta puerta como ‘Puerta de la Misericordia’ y la Catedral de Valencia como templo jubilar durante el año. Ese día la Puerta de los Hierros de la  Ca­te­dral lucirá una decoración especial para la ocasión.
Una vez abierta la cancela interior de la Puerta de los Hierros, se procederá a la entrada de la comitiva en el templo jubilar y se celebrará la misa correspondiente al tercer domingo de Adviento.
Está previsto que la celebración cuente con la participación de una representación de cada una de las ocho vicarías territoriales en las que está estructurada la diócesis de Valencia. También está previsto que se incluyan preces especiales para este día de inicio  del Jubileo extraordinario de la Misericordia.
Templos jubilares
Además de en la Catedral de Valencia, los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria durante el Jubileo Extraordinario de la Misericordia peregrinando a otros templos de la archidiócesis de Valencia.
Según las disposiciones del cardenal arzobispo Antonio Cañizares para la celebración del Jubileo extraordinario de la Misericordia, serán templos jubilares la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, de Valencia, las Colegiatas de la  Asunción de Nuestra Señora tanto de Xàtiva como de Gandía, la Basílcia de San Jaime Apóstol de Algemesí, el Santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, Virgen del Castillo, de Cullera y el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, de El Puig. También será templo jubilar la parroquia de la Resurrección del Señor de Valencia, al ser la sede de la asociación archidiocesana “Apostolado de la Divina Misericordia”.
Enfermos y presos
Los enfermos y los ancianos o las personas solas que no puedan salir de casa, también podrán obtener la indulgencia jubilar  “si ofrecen su enfermedad y sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor, para dar sentido al dolor y a la soledad, reciben la comunición y participan en la misa y en la oración comunitaria, a través de los medios de comunicación”, según el decreto del Cardenal.
La Iglesia también quiere tener presente a los presos y personas privadas de libertad en este Año de la Misercordia. Por ello, en las capillas de las cárceles los reclusos podrán obtener la indulgencia, siempre que se arrepientan y deseen sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad.
En este Año de la Misericordia, la indulgencia jubilar se puede ganar también para los difuntos. Los fieles están unidos a ellos por el testimonio de fe y caridad que dejaron. Por lo que se puede recordarles y rezar por ellos en la celebración eucarística.
Con motivo del Año Jubilar, el Santo Padre ha concedido a todos los sacerdotes la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y, arrepentidos de corazón, pidan perdón por ello.
La clausura del Año de la Misercordia seré el 20 de noviembre de 2016, solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo con otra celebración en la Catedral.
Puede leer el decreto completo sobre el don de las indulgencias aquí.